Memo Deloya - Al rescate del PRI poblano

Memo Deloya - Al rescate del PRI poblano

Memo Deloya – Al rescate del PRI poblano

Su nombre se multiplica. Va de boca en boca. De rumor en rumore. Su posición nacional - es actualmente el director nacional del ICADEP - y su cercanía con César Camacho Quiroz, líder nacional del PRI, han llamado la atención de columnistas, periodistas y priistas locales para ponerlo en la lista de futuros líderes de un tricolor poblano que de la mano de Pablo Fernández del Campo, el pasado mes de julio tocó fondo. El no dice ni sí ni no, sin embargo deja en claro la urgencia de reconstruir a este instituto político que en el 2015, debe darle los mejores números posibles al Presidente Peña Nieto.

Es un hecho que Guillermo Deloya Cobián se convirtió en uno de los candidatos a la dirigencia estatal del PRI, luego de que el tricolor sufriera una estrepitosa derrota en las elecciones de julio pasado.

Aunque sabe que es una de las opciones, el presidente del ICADEP prefiere no pronunciarse abiertamente sobre el tema. “Claro que a muchos nos gustaría servirle al partido”, asegura.

En los últimos comicios, el Revolucionario Institucional no sólo fracasó en su intento de recuperar la alcaldía de Puebla, también perdió la mayoría de los municipios importantes de la entidad y solamente ganó 3 de los 26 distritos en disputa.

Ahora, según el ex presidente estatal de la Fundación Colocio, inicia el proceso de reconstrucción.

El diagnostico

Aunque ya juega en las “ligas mayores”, Guillermo Deloya se mantiene atento a lo que ocurre en Puebla. Desde que el PRI perdió la gubernativa en el 2010, él tiene una idea de cómo se sienten los priistas.

“La orfandad del poder deja mucha confusión y no todos actuamos de la manera más racional, no todos nos sabemos agrupar”, explica durante una visita rápida que hace a la Angelópolis para estar con su familia.

Critica el poco éxito que sus compañeros han tenido para unirse en torno a un liderazgo, y sin hacer referencia a él acepta que “no le apostaron a darle paso a las nuevas generaciones”.

Destaca que los priistas deben reorganizarse para hacerse más sólidos, y afirma serio que “nadie va a venir a pilmamearlos”.

¿Qué falló? Indica que el PRI debe procurar el apego con los electores, no perder el sentido social y sobre todo no ser -electorero-. -Si no somos un partido desde ahorita como lo vamos a ser en el 2015-, remata.

Para el responsable del ICADEP, su partido no ha sabido ser una oposición valiente y propositiva, aunque dice que tampoco se trata de ser “niegatodo”. Según él, a tres años de haber perdido por primera vez el gobierno del estado de Puebla, “a muchos no les ha caído el veinte”.

Recuerda que hasta ahora el PRI poblano no ha sabido ganar en el debate y que sin ello difícilmente podrá ganar en las urnas, en clara alusión a las siguientes elecciones en la entidad.

El origen poblano

Guillermo Deloya no olvida sus orígenes poblanos. Disfruta de una pequeña plática en una terraza desde donde puede ver las cúpulas que adornan el centro de la Angelópolis, justo cuando el sol comienza a esconderse.

Habla de cuando viviía en el entro de la ciudad y de cómo acompañaba a su padre a la Arena Puebla para presenciar la lucha libre.

“Don Urbano era muy especial, tenía que conseguir asientos de primera fila para ir”, así rememora a su papá, quien fue secretario particular del ex presidente Gustavo Días Ordaz en la década de los setenta y de quien seguramente conoció por primera vez lo que era el PRI.

Quizá por eso no descarta tajante la posibilidad de regresar a su tierra, donde en algún momento sonó como candidato sin que su nombre pasara más allá de los diarios. Hoy, ante la sola pregunta sonríe y evade los cuestionamientos que lo ubican al frente del PRI.

Cosas del destino, hoy Deloya se encuentra a cargo de uno de los proyectos más ambiciosos del PRI en el país: la Escuela Nacional de Cuadros, que tiene como objetivo enseñar a los jóvenes la historia del instituto y sobre todo a darles las herramientas para que sean los siguientes líderes de la organización, los que renueven al tricolor en todos los rincones del país, incluido Puebla.

Publicado en Puebla Magazine - Octubre 2013

Close